viernes, julio 22, 2005

PERRO Y SAPO

De pronto me sentí observado. Me sorprendí mucho al darme cuenta que desde el cuarto piso de un edificio, un perro me miraba fijamente. Definitivamente era un perro sapo.
Llevando esto un poco mas allá, y como los animales se mimetizan con el dueño, pensé que su amo era tambien un viejo fisgón.
Es increíble pensar en como los animales se creen gente, y en como alguna gente parece verdaderos animales en esta extraña ciudad.

4 comentarios:

Anael dijo...

me gustan mucho tus fotografias... son muy entres mas tus historias

chibimoon dijo...

tienes toda la razón. Eres super simpático, me encantas.

Anónimo dijo...

I'm impressed with your site, very nice graphics!
»

Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»