jueves, febrero 12, 2009

Consejos Urbanos (HOY: como quedar justo en la puerta del metro)


Tal vez muchos no lo comprendan. Subirse al metro de Santiago por las mañanas es cosa de locos. O sea, de subirte, te subes, pero luego de de ver como se van 4 o tal vez 5 trenes atestados de seres humanos (si es que se puede llamarlos asi en esas condiciones de asinamiento). Entonces, considerando que el 99% de los humanos subterraneos va atrasado al trabajo, colegio o universidad, subirse al primer tren que pase se vuelve asunto de vida o muerte. Depende 50% de suerte y 50% de astucia. Y no me refiero a empujar a cuanta humanidad se ponga por delante, astucia en el buen sentido de la palabra. Lo primero y clave es pararse justo en la salida de la estación en la que te pretendes subir, cosa ya sabida por todos, ya que como el humano pensante ahorra esfuerzos varios, tiene todo calculado para bajarse del carro y subir las escaleras de la salida sin dar mas de 10 pasos. Pero lo que no todos saben, y este es el motivo del post, es que la por alguna extraña razón de física o de astronomía, la puerta siempre se abre justo en donde la línea amarilla está mas carretiada, ya sea pelones, rayones negros o pedazos faltantes. Usted que va atrasado pruébelo, y verá que lo que dice este humilde servidor le hará ganar un tiempo valioso que le permitirá llegar a comerse la marraqueta con palta y queso tranquilo en la oficina.

4 comentarios:

ahora deltripa dijo...

en estación Lo Ovalle la puerta que sirve en varias estaciones (que queda frente a la salida) es la que que queda debajo del segundo televisor, de atrás para adelante.
Nunca me falla.
Lo mismo para la Estación Los Heroes.

Alguna vez fui un tipo que también disfrutaba de las marraquetas en las mañanas.

saludos, tripa.

kO dijo...

me dieron ganas de comer pan con palta

lady C dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el buscarethos dijo...

demonios, pudo haber sido pan con tomate...no lo recuerdo